Las carretillas eléctricas de BYD están ergonómicamente diseñadas para reducir la fatiga de los operarios y optimizar su productividad. La utilización de una sola batería y su carga ultra rápida, reduce los costes por operación permitiendo ahorrar miles de euros cada año. Además, la revolucionaria tecnología BYD de litio hierro fosfato es una apuesta por el medio ambiente y la seguridad